28 abr. 2014

RIsotto de setas.

Es pensar en la palabra RISOTTO y ya se me hace la boca agua. ¡¡Me encanta!!
Si voy a un restaurante y hay, siempre tengo que pedirlo, no puedo resistirme y en casa cuando no se que hacer y quiero  hacer algo rapidito sin complicarme siempre acaba haciendo risotto. Esta es una receta de las mas rápidas y sencillas, aunque muchas maneras de hacerlo a mi no me gusta que sea empalagoso, ósea no me gusta que lleve nata, ni leche ni nada parecido, pero si que sea cremoso y ese es el secreto. 
Os dejo con la receta y espero que os guste.




INGREDIENTES:

1l. de caldo de verduras.
1 sobre de arroz carnaroli a la trufa de Lidl.
100 grs de setas.
Queso parmesano.
25 grs de mantequilla.
50 ml de vino blanco
1 Diente de ajo.
1 Cebolla tierna pequeña.
Sal.


PREPARACIÓN:

Con el tiempo me he dado cuenta que si en esto del arroz hay algún secreto sin duda son 2, un caldo de calidad y un arroz de calidad. Para el caldo, si lo hacemos en casa cociendo unas verduras, pues siempre mejor. Pero si no tenemos tiempo para ello también podemos usar uno de brick y mejorarlo un poco.

Derretimos la mantequilla en la sartén y sofreímos en ella el ajo y la cebolla picaditos. Cuando se empieza a poner transparente añadimos el arroz, en este caso utilice el del Lidl que me impresiono gratamente, tiene un aroma a trufa impresionante y que se mantiene hasta que lo comes. Sin duda se ha convertido en mi arroz preferido para el risotto. Lo sofreímos un par de minutos, echamos el vino blanco y subimos el fuego para que se evapore el alcohol. No dejamos de remover. Entonces podemos empezar a añadir el caldo, que debe de estar caliente, y lo haremos a cacitos, conforme el arroz vaya absorbiendo el caldo iremos añadiendo más. Salamos al gusto. A partir de este momento ya no removeremos más el arroz. Añadimos entonces las setas picaditas, como yo las utilice secas las tuve que hidratar antes, pero también pueden usarse champiñones o otras setas más fáciles de encontrar frescas en el mercado. Cada vez que se quede sin caldo añadimos un par de cacitos, así hasta acabar el litro. Para evitar que se pegue movemos la cazuela en movimientos redondos, para que así el arroz suelte el almidón. Este tipo de arroz suele tardar unos 18-20 minutos. A mi me gusta que quede cremoso pero no con caldoso, pero eso es al gusto. Cuando este listo rayamos el queso parmesano por encima y listo para comer.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por tu comentario¡¡

Blogging tips
Blogging tips
Blogging tips
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...